DISCOS DESTACADOS NACIONALES E INTERNACIONALES PUBLICADOS EN 2017

Como cada año, y esperamos no perder la costumbre, pasamos por el tamiz musical aquellos discos que hemos escuchado éste ya extinto 2017.

En el terreno nacional destacamos los nuevos trabajos de XARIM ARESTÉ (Polinèsies) ;MARÍA ARNAL I MARACEL BAGÉS (45 cerebros y 1 corazón); TALABOMAN ( The Night Land) y TEMPLETON  (Una mar enorme), entre otros.

Aunque el que nos cautivó sobremanera en cuanto le dimos unas cuantas escuchas, fueron los granadinos LOS PLANETAS. Sí, sí,  Los Planetas, quizás alguien los daba por muertos y enterrados después de 25 años de carrera y haber sido, otrora,  un referente en el incipiente panorama alternativo de aquel entonces. Y no es que la escena musical no se haya renovado, haciendo que tiremos de una ínclita banda, sino que, el noveno trabajo de estudio de la banda de Jota, y en esa etapa de madurez musical y vital, es un acierto compositivo y melódico. Temas como ‘Islamabad, ‘Espíritu Olímpico’ o ‘Zona Autónoma Permanente’,  nos acercan a unos Planetas luciendo músculo y removiéndonos el interior con genialidades musicales como esas. Larga vida a estos inmensos Planetas.

 

 

En el panorama internacional el aluvión de nuevos trabajos publicados en 2017 ha sido más que considerable y hemos dirigido nuestra mirada en especial a (nos dejamos a muchos, pero por eso de que el elenco sea digerible) THE WAR ON DRUGS (A Deeper Understanding);  KENDRICK LAMAR (Damn) ; THE HORRORS (V) ; MURA MASA (Mura Masa) ; FLEET FOXES (Crack-Up);  GORILLAZ (Humanz); ALT-J (Relaxer) ; DAN AUERBACH (Waiting On A Song); BECK (Colors); HAIM (Something To Tell You)…….

Y entre éstos, el que nos despunta es el nuevo trabajo de título homónimo de los ingleses SLOWDIVE, todos unos precursores del sonido dream pop y shoegaze, que desde 1995 no publicaban nada nuevo. Así de esta forma la sorpresa ha sido mayúscula, cómo es posible que hayan despertado de ese letargo ofreciéndonos un elepé totalmente hipnótico, que nos ha desconcertado por completo. Repleto de evocadoras y acertadas melodías, envueltas en esa vaporosa bruma musical tan exquisita, donde juegan con toda esa retroalimentación espacial de sus guitarras y teclados. Ocho cortes que atrapan a propios y extraños al género del shoegazing, una auténtica gema sonora que invita a la introspección.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario